Miguel Martín-Fernández de la Torre

Miguel Martín-Fernández de La Torre

Miguel Martín-Fernández de la Torre (Las Palmas de Gran Canaria, 1894-1980) fue el mejor representante del racionalismo arquitectónico en Canarias, proyectando el desarrollo urbanístico de Las Palmas de Gran Canaria.

Estudió en la Escuela de Arquitectura de Madrid (España), obteniendo el título de arquitecto en 1920. Durante algún tiempo colaboró en el estudio de quien había sido su profesor Secundino Zuazo. En 1922 regresó a su ciudad natal, en donde comenzó a trabajar con diversos proyectos particulares y oficiales, entre los que se encontraban el de hacer una evaluación urbana de la ciudad y proyectar el desarrollo del sector de Alcaravaneras.

Su arquitectura está enclavada en un estilo racionalista del que es una muestra el edificio del Cabildo de Gran Canaria, ubicado en la calle de Bravo Murillo de la capital grancanaria, erigido en 1932. En la postguerra, al manifestarse dentro del modernismo un estilo eclético, el arquitecto Miguel Martin Fernández de la Torre se adscribe a la arquitectura autártica impuesta por el Mando Económico y fruto de ello fueron, entre otros la Casa del Niño en el Paseo y Vega de San José. También se sumó a una corriente revalorizadora del estilo Neo-canario que ya se venía fraguando desde antes de la Guerra Civil del 36 y que cristalizó con el trazado, por él, del Parador de Tejeda, más tarde la Casa de Turismo del Parque de Santa Catalina en 1940 e inaugurada en 1945, así como el Pueblo Canario, que incluye el Museo Néstor, dedicado a su hermano y del Hotel Santa Catalina, finalizados en los años 50.

Cabildo de Gran Canaria

Estos trabajos fueron auspiciados e ideados conjuntamente con su hermano, el pintor simbolista Néstor, fallecido prematuramente en 1938, sin que hasta entonces nada se hubiese hecho, cosa que Miguel llevó a cabo en años siguientes. Ambos se propusieron la recuperación del regionalismo para exhibirlo como una identidad que actuara de reclamo turístico y publicitario.

Miguel Martín-Fernández de la Torre es una figura fundamental para la historia de la arquitectura española en el periodo racionalista. Como urbanista, fue el primero en proyectar de forma armónica el desarrollo de la “gran ciudad” de Las Palmas de Gran Canaria, bipolarizada entre el casco antiguo y la ciudad portuaria.

Como arquitecto, proyectó infinidad de edificios públicos, entre los que se pueden destacar el Instituto Nacional de Previsión, Cine Cuyás, y la Sede del Cabildo Insular de Gran Canaria. También diseñó viviendas unifamiliares, especialmente el conjunto de Ciudad Jardín que ha sido equiparado con la Colonia del Viso en Madrid.